Preguntas? Llamar Al 1-800-609-4818

Cuatro Consejos Para Un Cerebro Sano

Escrito por OmegaXL on May 15, 2014

# 1 – Reducir el Estrés

Todos sabemos que estar estresado puede hacer que perdamos nuestra capacidad de concentrarnos o recordar detalles, pero lo que no saben es que los efectos de las hormonas del estrés en el cerebro duran mucho tiempo después de que la situación estresante ha terminado. Los estudios demuestran que el estrés a largo plazo, causado por cosas como un trabajo intenso o el cuidado de un familiar enfermo crónico, en realidad daña la estructura física del cerebro. Esto contribuye a problemas de memoria y la cognición e incluso puede ser una causa de demencia más adelante en la vida. Por el amor de su cerebro, trate de eliminar el estrés de su vida siempre que sea posible, y cuando usted se encuentra en una situación de estrés, reduzca sus niveles de adrenalina y cortisol tomando unos minutos para concentrarse en su respiración y relájese.

# 2 – Obtener una abundancia de Antioxidantes

Los daños de oxidación, que puede ser pensados como la oxidación en un carro, es un importante contribuyente a los problemas del cerebro relacionados con la edad. Los oxidantes se componen de moléculas que están un electrón corto de ser equilibradas. Básicamente, “roban” lo que necesitan para mantener el equilibrio de otras moléculas. En el interior del cuerpo, esto causa daño a los tejidos como los oxidantes descomponen a las células sanas. Los antioxidantes son nutrientes que se encuentran en las frutas y verduras que tienen un electrón extra para “donar” a los oxidantes. Coma una abundancia de frutos y considere tomar un suplemento multivitamínico para ayudar a proteger el cerebro y otros órganos de los daños de oxidación.

# 3 – Obtener un suficiente de Ácido GrasoOmega-3 

El viejo dicho es cierto … el pescado es alimento para el cerebro. De hecho, el ácido graso Omega-3 ADH constituye gran parte de nuestra masa cerebral, así como el revestimiento que protege a las neuronas y les ayuda a transmitir señales. La mejor fuente dietética de ADH son los pescados grasos. La suplementación puede ser una buena solución, pero asegúrese de saber de dónde su aceite de pescado proviene. Los aceites marinos ordinarios pueden contener toxinas nocivas transmitidas por los océanos, pero el Omega XL®100% puro se obtiene exclusivamente a partir de los mejillones de labios verdes planteados en las aguas cristalinas de Nueva Zelanda.

# 4 – Meditación y Juegos Mentales

Los neurocientíficos están descubriendo cosas sorprendentes sobre el cerebro todos los días. Una gran parte de sus centros de investigación alrededor de las vías neurales, que son como una red de carreteras en las que las ideas, la información y los recuerdos viajan dentro de su cerebro. Con el tiempo estas vías neurales pueden romperse o dejar de funcionar. Una nueva investigación muestra que el cerebro realmente puede reforzar o reconstruir estas vías. Jugar juegos cerebrales estimulantes y practicar la meditación provoca cambios positivos en la estructura física del cerebro, lo que puede ayudar a prevenir la demencia e incluso promover la longevidad.